jueves, 1 de junio de 2017

Oficios y documentos de la Valencia Medieval: Maestro de esgrima

Esgrima, un deporte elegante. 


Países como Inglaterra, España, Italia e incluso Alemania entran en disputa para adjudicarse el origen de este actual y distintivo deporte, pero hay que tener en cuenta que la palabra “esgrima” es nueva en su significado, refiriéndose al conjunto de las artes marciales de origen europeo, aquellas en que la lucha era con armas blancas, pero que ya se practicaba desde la antigüedad, como se puede apreciar en la escena siguiente. La esgrima con palos ya se ejercitaba en Egipto como arte marcial, siendo la evidencia más antigua que se tiene hasta ahora.



Actualmente la esgrima histórica ya no tiene uso ni a nivel militar ni como de defensa personal, sólo se practica como deporte, como arte marcial de combate por distintas asociaciones e incluso, en el caso de alguna de ellas, investigaron sobre la misma para su desarrollo e integración como deporte olímpico, incluyéndose en los Juegos Olímpicos de 1896 y ha seguido presente hasta hasta nuestros días en las categorías masculina y femenina, aunque esta última no fue incorporada hasta 1924.




Se tiene una primera referencia, en este caso perteneciente a los germanos, con un tratado anónimo de finales del siglo XIII. La obra es conocida como Royal Armouries, además de otros escritos que refuerzan su existencia.


En Italia, el primer tratado que se ha conservado es la obra de Fiore dei Liberi, del año 1409, y conocido en territorio español como Flor de Batallas


También Inglaterra conserva escritos como el Manuscrito Harley, en el  British Museum, que se data al entorno de 1430. Se trata un texto anónimo en verso, y que nos muestra el inicio de una escuela inglesa de esgrima de salón. 

En el caso de Francia la bibliografía se inicia unos años después, a mediados del siglo XV, con  Le Jeu l'hache d'armes, igualmente anónimo.


Y si os preguntáis si las mujeres estaban presente en la práctica de esgrima, os diré que sí. Se tiene evidencia, al menos, desde la edad Media, de que las mujeres que ejercían dicha actividad. Muestra de ello lo tenemos en la siguiente imagen, en la que se ve a una mujer en pleno ejercicio.
Es un detalle del manuscrito Ms133, que es conocido como  Fetchbuch de Walpurgis o Fechtbuch de la Torre  y se la identifica como Walpurgis o Walburga.



Incluso en países tan lejanos a Europa. En China, según los registros históricos correspondientes a esta diligencia,  las mujeres, además de ejercer este marcial deporte contribuían a su enseñanza.


También se tiene conocimiento que en España, tanto hombres como mujeres practicaban la actividad como combate con armas blancas. Se cuenta con tratados del siglo XV, entre los que se encuentra el llamado Verdadera Destreza (1472) de J.Pons y el Manejo de las armas de combate ( 1473) de Pedro de la Torre.


Y como testimonio se tiene a Ana de Mendoza de la Cerda, Princesa consorte de Éboli, mujer de gran belleza, pero que desgraciadamente quedó con un ojo tuerto en el ejercicio de la esgrima, aunque quizá este accidente la hizo todavía mas atractiva.


Finalmente, tras este breve resumen, llegamos al punto por del que trata mi blog, este sobre oficios de la Valencia medieval, se cuenta con una noticia del  pintor Vicent Llop, este documentado el 22 de septiembre en 1434,  del día 22 septiembre, que alude a la obligación contraída ante el Justícia dels CCC sous por Pere Guillempintor de Valencia, es la que nos da noticia del maestro de esgrima Alfons Garcés, ya que aquel le tiene que dar 22 sueldos, que le debía por mano del pintor Vicent Llop.

Documento: 

“Pere Guillem, pintor, de Valencia, voluntariament se obligá, en donar e pagar an mestre Alfonso Garçes, mestre de sgrima, present, vint dos sous, los quals li ha promés pagar per en Lope Vicent, pintor.”





Os adjunto el enlace de la película El maestro de esgrima, que obtuvo 11 nominaciones a los Premios Goya, y su banda sonora..








jueves, 4 de mayo de 2017

Historia, cultura y leyendas en la Edad Media: El gato




Los gatos, esos felinos que aparecen en nuestra vida domestica y que los aceptamos sin más e incluso les damos cariño y cobijo en nuestro hogar, no siempre han sido bien vistos.
En la Edad Media fue un tiempo que si eran aceptados, de hecho pululaban por todo lugar e incluso eran bienvenidos en lugares eclesiásticos como monasterios, conventos, iglesia, catedrales y también civiles o particulares, pues ayudaban a mantener limpio el lugar de otros animales, como las ratas o ratones, que en este caso si que podían perjudicar a las personas con enfermedades y dañar las cosechas o cualquier alimento que estuviese a su alcance...
Pero esa actividad, la caza de ratones. ese juego que realiza el felino antes de atraparlo entre sus garras, en la Edad Media se comparó como el juego del Demonio con las personas incitándolas a ser pecadoras para finalmente caer en sus manos, por lo que se llegó a asociar este animal con aquel, acrecentando su mala fama, llegando a asociarlos con los ritos satánicos, hasta tal punto que se popularizó que los grupos herejes, como los Cataros u otros, adoraron a los gatos y los utilizaron para sus rituales paganos. Es más a los Templarios, que en el principio de su fundación la iglesia no los consideró herejes, pero que tras un tiempo se les conceptuó como una banda de sodomitas, idolatras por tanto herejes, en su juicio final se les acusó de permitir la asistencia de los felinos en sus actos litúrgicos....

martes, 28 de febrero de 2017

Oficios y documentos de la Valencia Medieval: Sonador de cítara/guitarra

La cítara, en la edad Media, fue un instrumento musical muy utilizado. Se trata de un antiguo instrumento de cuerdas metálicas punteadas, afinadas a pares, pero con la parte posterior llana como la guitarra. Justamente el nombre de guitarra y el de cítara tienen un origen común.


Cantigas de Santa Maria



En Valencia, en un documento del año 1419 se menciona a un tal Lleonard Garcia como persona con el oficio de músico. La noticia documental corresponde al pintor Miquel Galindo (1413-1440, Valencia) y su mujer, por la que efectuaron la venta de un violari (contrato de pensión) a Lleonard Garcia, sonador de cítara o guítarra por precio de 17 libras y 10 monedas de florin, que tenían por anticipado de Bernat Çalom, pintor, por el precio de 50 sueldos.

Documento.
“(...).
Nós, Miquael Galindo, pictor, vicinus Valencie, et Caterina uxor eius, attendentes vos Bernardum Celom, pictorem civis Valencie, cum venditione ac principalem obligacionem nobiscum in illis quinquaginta solidis, monete regalium Valentie rendalibus, annualibus de violario, quos nos dictis conjuges, simul vobiscum, vendimus Leonardo Garcia, (...) pretio XVII libras X florenos, dicte monete ad certas vitas (...).”


Como podéis comprobar, en la imagen siguiente, vemos un instrumento musical que es muy parecido a la cítara, pues igualmente consiste en una pieza de madera con agujeros de resonancia y sin cuello con diferentes formas, la rectangular, triangular o trapezoidal y que habitualmente, en la edad Media, recibía el nombre de salterio.

Salterio 



Ángeles músicos con diversos instrumentos 




Qué disfrutéis con la música






domingo, 5 de febrero de 2017

Oficios y documentos de la Valencia Medieval. Apotecari/ Apotecario

Apotecari/Apotecario
Que fa les funcions de farmaceutic i metge.
Les botigues d'apotecaris de l'Edat Mitjana foren gestionades pels àrabs.

Que hace las funciones de farmacéutico y médico.
Las tiendas de boticarios de la Edad Media fueron gestionadas por los árabes.